Con el inicio de la pandemia y las restricciones, de pronto se abrió una nueva posibilidad, el trabajar desde casa, tener horarios flexibles, compartir más tiempo con las mascotas o incluso caer en la tentación de responder mails o atender reuniones virtuales desde la cama.

Pero también, los horarios se volvieron poco claros, los espacios destinados para relajarse dejaron de ser tan calmantes y el trabajo de pronto estaba en todos lados.

Entonces, ¿por qué es importante destinar un espacio al trabajo, idealmente una oficina?

Salud mental y física. Junto con la pandemia se incrementaron los estudios que demuestran las afectaciones emocionales cuando se pasa mucho tiempo en soledad y en términos laborales todo apunta a que el futuro de los espacios de trabajo será hacia los ambientes abiertos y compartidos con otros trabajadores y otras empresas.

En el 2020, un estudio realizado por Salesforce demostró que la mayoría de empleados jóvenes anhelaban regresar a la oficina ya que valoraban -incluso aún más con la pandemia- pasar tiempo cara a cara con sus compañeros de trabajo, hacer nuevas amistades y relaciones públicas.

La interacción que ofrece una oficina y el trabajo en persona con los demás trae muchos beneficios, uno de ellos es la productividad y la mejora en el trabajo bajo presión. Las universidades de Maastricht y Erasmus mostraron que en un ambiente laboral, en situaciones más complejas y con mayor presión, los trabajadores respondían mejor estando en persona. Cuando el trabajo se vuelve complicado o requiere tomar decisiones, hacerlo entre colegas, de manera presencial, resulta mejor.

Además, en términos físicos, el teletrabajo forzado por el confinamiento de la pandemia ha llevado a que varios empleados trabajen desde espacios personales como la cama, lo cual afecta los horarios de sueño y propicia que falten límites tanto espaciales como de horarios. El área de Medicina del Sueño de Harvard ha insistido con que el trabajo debe tener un lugar distinto del dormitorio, o al menos, fuera de la cama si se permanece en la misma habitación. Al tener un espacio claro para trabajar es más fácil terminar con las tareas y poner límites cada día.

Productividad. Se ha comprobado que la mayoría de los momentos de inspiración llegan entre colegas o al estar rodeados de otras personas, tal es así que estudiantes de las universidades de Georgia, Duke y Brigham Young en Estados Unidos demostraron que 65 jugadores de la NBA jugaban mejor al ver a sus compañeros encestar y mejorar
su rendimiento. Algo similar sucede con los compañeros de trabajo quienes son una fuente de motivación e inspiración al trabajar en conjunto.

También, al convivir con diferentes personas con puntos de vista variados y alternativas nuevas a nuestro imaginario genera que cada empleado saque lo mejor de sí.

Socialización. Una manera de generar relaciones que inspiren, te ayuden a crecer, a aprender y avanzar en tu carrera es a través de la socialización y de conocer personas nuevas en diferentes escenarios. Es posible generar capital social desde una pantalla, pero sin duda, para crear relaciones de confianza, para hablar de trabajo y conocer el de otros es a través de la interacción en persona, de lo que nos resulta familiar. Generar relaciones puede incluso ser importante para la productividad individual al saberse parte de una red o equipo.

Trabajar desde un espacio seguro, acondicionado y flexible ha resultado ser una de las mejores opciones ante una nueva normalidad que se impone en el mundo. Hacerlo desde casa parecía una buena opción al inicio de la pandemia, pero ahora ha mostrado mejores resultados el tener un lugar dedicado especialmente para el trabajo; uno en el que se puedan poner límites y se pueda explotar lo mejor de la flexibilidad y la interacción con otras personas. El regreso a las oficinas es la oportunidad de cambiar el modelo de trabajo y garantizar un espacio acorde a cada necesidad.

Mutuo tiene todo lo que necesitas para que tu empresa se transforme hacia estos nuevos modelos de trabajo garantizando comodidad, espacios adecuados y flexibilidad sin importar que tan grande o pequeño sea tu equipo de trabajo. Te acompañamos hacia esta nueva normalidad y nos acomodamos a tus necesidades para que el regreso
a la oficina no sea un reto sino una oportunidad.

0 comentario(s)